Corpus de Sitges: La exposición de claveles

Publicado el 01/06/2018

 

Hace más de 100 años, concretamente el 29 de abril de 1917, en el Eco de Sitges se anunciaba que "entre los aficionados en esta villa en el cultivo de claveles de clases excepcionales se ha iniciado el proyecto de celebrar una exposición de dicha hermosa flor...". Antoni Clarà era uno de esos aficionados junto con uno de sus socios del taller de zapatos, Marià Carbonell. Con Francisco Ferret, el otro socio, hacían las tertulias diarias en el café de la Xarmada, y aquí junto con otros cultivadores como Rossend Bartés y José Serra, comenzó a engendrar la idea de hacer una exposición. Esta acabaría tener éxito gracias a la visión de Miquel Utrillo que sería el director y haría el primer cartel, y Antoni Cartón, ofreciendo el salón principal del Pabellón de Mar para exponerlos.

 

 

Durante los siguientes meses, Josep Soler y Tasis siguió promocionando el evento, que debía inaugurarse el 17 de mayo de 1918. Pero la climatología retrasaba el afloramiento de los claveles, y esto se convirtió en el inicio de la relación entre el Corpus y la Exposición, ya que se decidió retrasar dos semanas la inauguración, y hacerla coincidir con el día de Corpus, 30 de mayo de 1918. la Exposición duraba sólo 4 días y aprovechando el jueves festivo de Corpus , tras el solemne Oficio religioso, las autoridades, encabezadas por los gigantes moros de en Querol y acompañados de la banda del Retiro, se acercaron en comitiva hasta el Pabellón de Mar, donde más de 700 "torretas de clavellers" esperaban el acto de inauguración.

 

La Exposición de Claveles, aunque nuevos episodios de altibajos, se ha realizado de forma continuada hasta la actualidad, alcanzando en 2018 los 100 años desde la 1ª edición. En el certamen, que engloba a casi una cuarentena de expositores entre particulares y entidades, se exponen más de 2000 claveles de varias variedades y colores. La Exposición consigue congregar reconocidos cultivadores con una larga trayectoria, algunos con más de 50 años de participación continua, y de nuevas sitgetanas y Sitges que se inician en el laborioso cultivo del clavel.

 

Esta renovación de los participantes se ha visto potenciada en los últimos años gracias a la Comisión Municipal de Corpus, creándose un espacio como el "Vivero de Claveles", junto a las viñas del Hospital de San Juan Bautista, donde cultivan los claveles diversidad de expositores que no tienen un espacio propio donde hacerlo, y por la participación de las escuelas e institutos, aprendiendo mediante los claveles, todo el proceso del cultivo de las flores y la alegría de verlas florecer.

Compartir  
Enviar por email